30/6/09

Caótica gala

1. “Yo si fuera Julia Otero, ahora mismo, me largaba a media gala... qué cuadro de premios...” Eso decía el primer sms que me llegó ayer a las 23.04 h. A partir de ahí, mi teléfono móvil empezó a echar humo.

2. No era para menos, los XI Premios de la Academia de Televisión fueron una caótica emisión no digna de Televisión Española. No exagero.

3. La gala se retransmitió con media hora de retardo para agilizar. Y vamos que si agilizaron… el evento fue resumido con unos flagrantes cortes que se saltaron todas las normas de continuidad del lenguaje televisivo. Sin piedad, sin sentido.

4. En la sala, también hubo una continua falta de sincronización. Aquello era tal despropósito que a mí me terminó resultando divertido.

5. Lo mejor: Julia Otero, que siempre logra salir airosa, y Anna Simón, que demostró tener tablas para camelarse a la adversidad. Y, por supuesto, la homenajeada: Conchita Velasco. ¡Grande!

6. Por cierto, después de agradecer el premio a su trayectoria, Concha Velasco (que sabe hacer televisión con mayúsculas) cogió el micrófono y cantó un improvisado play back de la Chica Yeyé. Fue el momentazo de la gala, sin duda. Pero TVE se lo perdió, en su lugar plantó un “bonito” resumen del show. Increíble...

7. Aish. Ya que no podemos ver a la Chica Yeyé de anoche, nos conformaremos con recordar otro inolvidable teleinstante:


Foto: El País

29/6/09

Lo que el fútbol se llevó

1. El fútbol no arrastra audiencias. El fútbol no fideliza espectadores.

2. Esto lo saben hasta en primero de parvulitos en audiometría.

3. Pero, a algunos programadores y directivos, ese importante dato para construir una sólida parrilla parece que se les escapa.

4. Ellos, por ejemplo, prefieren estrenar una serie “juvenil”, Un golpe de suerte, entre dos partidazos de balompié con un target prácticamente opuesto. Y se quedan tan anchos.

27/6/09

Yo también me crucé con Michael Jackson

1. Vale, venga... voy a contar mi batallita con Michael Jackson...

2. Hace muchos pero que muchos años fui a Disneyland París. Aunque entonces se llamaba Eurodisney. Gran nombre. Allí decidimos montarnos en el tren que recorre una antigua mina (Big Thunder Mountain). Vamos, una montaña rusa.

3. Había una cola eterna, aunque nosotros fuimos valientes y esperamos. A pesar de que a mí me acongojaba esa atracción (bueno, esa y todas las que se movían).

4. Pasó más de una hora y la fila no avanzaba. La paciencia empezaba a agotarse entre los visitantes. De repente, escuchamos a unos prototípicos argentinos gritar: “¿viste? Michael Jackson”

5. No nos lo creímos. Pasota, me asomé a las vías a través de unas maderas. Se acercaba el tren. ¡Piiiiiiii!

6. Ahí, montado en un vagón, estaba Michael Jackson disfrutando como un niño (y rodeado de niños, claro)

7. La estrella se apeó y nos tocó pasar. Curiosamente me colocaron en el asiento que había ocupado el Rey del Pop minutos antes.Yo lo flipé igual, lógico.

8. Al rato, nos lo volvimos a encontrar. El histerismo de la gente era incontrolable. Mickey Mouse estaba solo en una esquina. Mientras, Jackson rodeado de guardaespaldas-gorilas (dignos de una película de gángsters de los cuarenta) se subía en un tiovivo de cohetes voladores llamado Orbitrón.

9. Cogió a un niño, lo subió con él y aquel aparato empezó a girar. Subía y bajaba. Bajaba y subía. Michael abrió los brazos cual águila real. Yo le hice unas cuantas diapositivas (era la moda de la época). Fotos que estarán en algún cajón de Santander. Prometo encontrarlas.

10. Pero lo más escalofriante de todo: me acabo de reencontrar con mi pasado, mis recuerdos y aquel día de 1992. Ha sido gracias a un video colgado en Youtube. ¡Increíble y muy emocionante a la vez! Aquí lo tenéis:



11. Y yo que pensaba hablar de las claves del fiasco de El Topo...

25/6/09

Gracias

1. Este es el post número 100, sí.

2. Nunca me gustó la palabra blog. Será por eso que terminé haciéndome uno.

3. Primero lo llevé en secreto. Pero, poco a poco, fui descubierto. Ya no tenía escapatoria.

4. Jamás pensé que mis andanzas, curiosidades y opiniones sobre el universo mediático despertarían tanto interés en el saturado ciberespacio.

5. Al final, simplemente, soy uno más que habla de una pasión: su profesión. Y es que tengo la convicción de que, aunque muchas veces me sienta huérfano de oportunidades, los medios de comunicación son el ámbito laboral al que más ideas puedo aportar.

6. Por ello y más, gracias a todos los que os pasáis por aquí, gracias a los que pincháis a diario en esa inquietante sección llamada “el video perturbador”, gracias a los que me escribís sin vergüenza al correo electrónico. ¡Gracias, de verdad!

7. ¡Ah! Y mi "agradecimiento" también a un conocido superhéroe que ha mostrado ¿interés? por este blog. Él quiere triunfar en el show business. Él debería ir urgentemente al casting de Tú sí que vales...



8. Aún no sé cuál será el texto 101. Lo que sí sé es que estamos en directo. Estamos creciendo, confiando y avanzando.

24/6/09

Paloma Chamorro y las 'vacaciones en Usera'

1. Ya estamos en verano y no sé dónde escaparme para desconectar.

2. Quizá, al final, me tenga que conformar con pasar las vacaciones en Usera, como soltó espontáneo (y pasado) Fabio MacNamara en aquel mítico programa musical de TVE llamado La edad de oro. Marcó época.

3. La Edad de Oro fue una arriesgada apuesta, dirigida por la temperamental Paloma Chamorro, que sirvió de escaparate a la música, el arte, el comic y los movimientos sociales de los ochenta. No sólo de nuestro país, también internacionalmente.

4. Los martes por la noche, el Estudio 1 de Prado del Rey se llenaba (en todos los sentidos) del espíritu de la movida.

5. Allí vimos desde al capitán de The Lord of the New Church bajándose los pantalones hasta al mismísimo Almodóvar afirmando que su droga favorita era el ¿Ángel Dust?. Pasando por una actuación inolvidable de The Smith.

6. El programa fue suspendido por las presiones de los sectores más conservadores de nuestra sociedad. La audiencia aún no estaba preparada para la “vida moderna”.

7. Me he comprado el dvd recopilatorio de La edad de Oro. Merece la pena. No ha existido en nuestra televisión otro espacio así. Fue el reflejo catódico internacional de la movida madrileña.

8. De momento, nos conformaremos recordando la carismática entrevista de Paloma Chamorro a McNamara y Almodóvar. No tiene ningún desperdicio. Usera, tampoco.

23/6/09

Cuando el segundo plano toma protagonismo...

1. Hace unos meses hablamos del despido "fulminante" del Ilustrísimo Señor Don Manuel Torreiglesias (hay que nombrar a las personalidades con propiedad, leñe)

2. Su eterno sustituto, el Doctor Luis Gutiérrez, le arrebató el puesto sin pensárselo. Lealtad pura (y dura)

3. Por cierto, este amable médico de familia descubrió, en pleno directo, que tenía todos los síntomas de la diabetes. Todos. Para que luego digan que Saber vivir no es útil…

4. Ahora, Gutiérrez está intentando innovar para impulsar el veterano programa.

5. Y, al parecer, ya ha estrenado una sección nueva: Saber potar, se llama. O eso me han dicho.

21/6/09

Química o química: esa es la cuestión

1. Hace unos meses escribí sobre Anna Simón, me había llamado la atención su talento a la hora de comunicar. Desconocía lo que me iba a venir encima...

2. Los resultados de audiencia de esta miniweb se llenaron de un chaparrón de personas buscando datos de Anna. Algunos inemitibles, otros (la mayoría) interesándose por su trayectoria profesional (por cierto, también, hay un infiltrado que no para de poner en Google “piernas de Noemí Galera” y lo peor: termina entrando aquí ¡No sé por qué!)

3. A Anna Simón ya le vimos poniendo voz de teletienda en Estas no son las noticias, pero su salto a la popularidad ha sido, junto con Ángela Fuente, en Los mejores años. Normal. Lógico.

4. Este programa podía parecer, en un principio, un espacio casposo y rancio: ¡ni mucho menos! Los mejores años de nuestra vida es, practicamente, un formato redondo en escaleta, ritmo, espontaneidad, revivals (qué gran palabro) y, sobre todo, química. Mucha química.

5. Y es que han logrado transmitir un imprevisible buen rollito que traspasa la pantalla hasta dejarte pegado al televisor. En eso Sobera siempre pone mucho de su parte… Ainhoa Casado (directora del programa) también. Ese es el secreto: tener chispa cómplice de esa que se echa un pelín en falta en la tele-sosa-clónica que nos está tocando vivir.

6. Ojalá los Señores de las Cadenas se atrevan a producir más programas así. No sólo de series vive el audímetro. Ha llegado la hora de arriesgar por el telespectáculo de prime time.

7. Aunque, al poder ser, sin dar alas a los ojos de Marujita Díaz. Demasiado para el cuerpo. Aish.

MÁS SOBRE
LOS MEJORES AÑOS

18/6/09

La radio de Julia Otero

1. “En este espacio hay vida inteligente”, así rezaba la publicidad de La Radio de Julia. Era el año 1999.

2. Quizá el anuncio se pasaba de listo, pero lo que sí tengo claro es que en aquel programa abundaba el talento, el ingenio y la profesionalidad. Un magazine sin trinchera pero, también, consciente de que la objetividad no existe, ni existirá. Hay que mojarse.

3. Y, claro, yo cuando regresaba del instituto (sí, del instituto) sintonizaba el dial de Onda Cero. Vale, lo reconozco, siempre fui un poco rarito: no me gustaba la serie Al salir de clase… prefería, simplemente, estar descubriendo la radio.

4. Me sentía un privilegiado abriendo las orejas a un formato que, además de mostrarme un interesante mundo poliédrico, me entretenía hasta el último minuto.

5. Diez años después, yo he terminado siendo también un currante del periodismo. Diez años después, Julia Otero disfruta de su segunda vida en Onda Cero Radio.

6. Julia en la Onda no es otro magacín hertziano de tarde. Por fin, alguien está consiguiendo implantar en nuestros transistores un ritmo fresco, natural y muy, pero que muy, dinámico. Adiós, engolamientos varios. Chao, clichés cansinos. Hasta siempre, eternas sintonías solemnes.

7. Diez años después, me sigo identificando con la forma de comunicar, ver, avanzar y entender de Julia Otero.

17/6/09

El peligro de la 'pantalla partida'

1. Ahí está María del Monte aguantando el tipo. Sucedió en su magazine vespertino, de Canal Sur, cuando Manu Sánchez recitó un eterno monólogo... ¡muy eterno!

2. La folclórica-presentadora-periodista-showoman tuvo que soportar estar en plano partido durante toda la actuación del cómico. Lo malo: a ella no la estaba haciendo ninguna gracia los chistes del tal Manu. Y eso se notaba demasiado.

3. Así, a María del Monte no le quedó más remedio que pasar un mal rato enseñandonos una "bonita" gama de muecas. Expresiones no aptas para espectadores con sentido de la vergüenza ajena.

4. En fín, lo que hay que hacer a veces para intentar que no huya la audiencia... gajes del oficio, vamos.

15/6/09

Así fue el estreno de ‘Lo + plus’

1. Ahí estaba el primer (e inmaculado) plató de Lo + plus. Sí, en los bajos de la imponente Torre Picasso.

2. A los pies del mítico rascacielos ya no queda ni rastro de Canal +. Ahora, en su lugar, te podrás encontrar con un carísimo gimnasio donde sacan músculo los ejecutivos de la zona. Tiene spa y todo.

3. El programa de entrevistas presentado por Máximo Pradera y Fernando Schwartz aportó, durante sus primeros años, un estilo interesante, creativo, diferente y cargado de modernidad.

4. Lo reconozco: yo me quedé enganchado a Lo + plus. Casi siempre, a eso de las 20h30, dejaba lo que tenía entre manos para ver con qué me sorprendían. Y aguantaba hasta el rítmico resumen de imágenes del final, por supuesto.

5. Disfrutaba mucho con el estilo del talk show pero, también, observando la perfecta realización técnica del espacio.

6. Lo + plus aguantó una década en antena. Aunque, para muchos, el genuino formato duró sólo los seis años en los que se mantuvo el binomio Pradera-Schwartz.

7. El 4 de abril de 1995 arrancó con Pedro Almodóvar como padrino. Así fue el estreno:



8. Qué mítico Lo más plus.

14/6/09

La importancia de la identidad propia

1. Estamos en la sede de Arbeitsgemeinschaft der öffentlich-rechtlichen Rundfunkanstalten der Bundesrepublik Deutschlan.

2. Suena mal, lo sé. Simplificando es la ARD. En nuestro idioma: la televisión pública alemana (junto con la ZDF).

3. DasErste (LaPrimera) es su canal generalista, que desde 1991 emite a través de un consorcio de canales regionales estatales.

4. Allí te das cuenta que la teleglobalización no ha calado tanto como creíamos. Formatos clónicos inundan la parrillas de las televisiones europeas, sí.

5. Pero, in situ, aprendes que la cercanía de la identidad propia hoy es más necesaria que nunca. Esa es la fórmula del éxito.

12/6/09

The Ellen DeGeneres Chispeante Show

1. Me he hecho un Twitter. Me resistía, sí. Pensaba que con el Facebook tenía suficiente. Pero, al final, la red social ha podido conmigo. Aún sólo tengo tres ciberamigos, uno de ellos es Ellen DeGeneres. No me preguntéis cómo ha llegado hasta ahí.

2. Ahora sé si ella se come una jugosa manzana, si estrena cámara de fotos o si está grabando en los Warner Bros. Estudios. Aunque yo, desde hace tiempo, ya tenía puesto el ojo en su programa vespertino The Ellen DeGeners Show .

3. "Chispeante". Este es el mejor adjetivo que puede calificar al espacio de Ellen, que emiten las emisoras asociadas a la NBC. Desde el minuto cero, The Ellen DeGeneres Show no te deja escapar, te sientes un voyeur colándose en una amena reunión de amigos en Hollywood.

4. Allí (casi) siempre se sienta gente de primera fila. Artistas, actores, escritores, políticos, Paris Hilton… van a la tele a vender sus cosillas con la lección aprendida. Promoción que Ellen logra que se vuelva cercana, transparente y entretenida. Todo parece natural.



5. Pero no sólo de entrevistas vive este Day Talk Show. La escaleta del espacio, también, tiene mucha música, algún que otro monólogo, excéntricas pruebas con el público (al estilo de la eliminatoria de nuestro Un, dos, tres) o, incluso, una especie de disparatado Tú sí que vales bajo la atenta mirada de una Ellen flipándolo. El ganador se lleva a casa una Wii.

6. Y el público del plató no duerme, no es indiferente. La grada está sintiéndose parte del show. ¡Entregaos!. Vamos, que parecen poseídos por el espectáculo, algo que, por otra parte, es muy habitual en EE.UU.

7. Por supuesto, este programa está totalmente guionizado. No se nota. Nada. Porque el carisma de la showoman puede con lo escrito. Su personalidad, y rapidez de reflejos, consigue que The Ellen DeGeneres Show parezca improvisado e imprevisible.

8. Aquí, en la actualidad, nos faltan presentadores cómplices con sus invitados, comunicadores rápidos. Profesionales de esos a los que no se les ve tanto el plumero en la obsesión de cazar un forzado momentazo televisivo. La espontaneidad de Ellen consigue mucho más sin obligar al entrevistado a ser inquietantemente picado por el venenoso aguijón de una abeja.

9/6/09

Pasando de prolegómenos

1. Quizá caminar sin rumbo por la ciudad no sirva de mucho. Pero, por lo menos, pateando el callejero siempre puedes descubrir lugares curiosos, poco explotados o, simplemente, olvidados.

2. Así, una tarde de invierno, me sorprendió el parque Enrique Tierno Galván. Un gran desconocido.

3. Entre nosotros... ese sitio es una mina como localización cinematográfica o televisiva. Eso sí, guardadme el secreto, ¿eh? ¡No se lo digáis a nadie!

4. El otro día, allí fuimos cámara en ristre. Teníamos un buen motivo: Roberto Pérez Toledo estrenaba La vida es corta en fotogramas.es. Se trata de un blog que será una cotilla ventana abierta al imparable mundo del cortometraje.

5. Y, claro, había que improvisar algo para el ciberbautismo de La vida es corta. Dicho y hecho.

6. Roberto plantó frente la cámara a David Mora (en la foto de arriba manoseando un Fotogramas) y Yaiza Nuevo (esta chica tiene un programa de tele enteriiiito). Yo eché una mano. Los pajaritos cantaron. El viento nos hartó. Este fue el resultado:



7. Pues eso, olvidémonos de prolegómenos (pro_le_gó_me_nos) y os invito a pasaros por La vida es corta. Promete, y mucho.

7/6/09

Telescrutinio

1. Por fin, Televisión Española está consiguiendo trasladar el ritmo de la comunicación televisiva a la información pura y dura. No son cosas incompatibles, al contrario.

2. TVE no hace radio en colores. TVE está logrando construir una televisión moderna, también en la emisión de eventos informativos. Porque los especiales de elecciones no tienen que ser algo aburrido (tampoco lo deberían ser los debates de los eurocandidatos que, por cierto, fueron dificilísimos de aguantar). Estos espacios cuentan con todas las papeletas para engatusar al público y hasta ahora no hemos sabido aprovechar ese potencial.

3. La Pública, desde su estudio más grande, intentó ayer enseñarnos aquello que sucedía en la noche del eurovoto de forma ágil, cercana, eficaz y clara. Muy clara.

4. Y pensar que en ese mismo plató, de los Estudios Buñuel, corría la vaquilla del Grand Prix o se empapaba Anita Obregón en la mítica ducha de ¿Qué apostamos?...

5/6/09

Crónica de una fusión anunciada

1. Los grupos PRISA e Imagina han puesto fin a la guerra del fútbol.

2. Anoche decidieron unir fuerzas. Así lograrán sacar máxima rentabilidad a la brutal inversión de ambas compañías en el deporte rey. Además, este pacto será un salvavidas para un Digital + con un futuro incierto. Gracias a la ayuda del fútbol PRISA podrá vender mejor su plataforma de pago.

3. A las 23:00 horas de ayer se firmaba la paz. Un acuerdo que abre la puerta a la inminente fusión de Cuatro y LaSexta. Ya nadie pone en duda la unión de nuestras cadenas más jóvenes, en muy poco tiempo será una realidad.

4. Aunque en ningún caso esta boda supondrá la desaparición de alguna de las dos marcas. Ni va a nacer un nuevo canal llamado 10, ni 14, ni 125. No sería nada inteligente rechazar dos números tan competitivos en el mando a distancia y que, encima, ya están memorizados por la audiencia en su televisor.

5. Desde mi punto de vista, lo que decidirán los responsables de PRISA e Imagina será centralizar esfuerzos, éxitos e inversiones potentes en un canal único (Cuatroº). Así lograrán una verdadera cadena competitiva. Mientras, el otro canal (laSexta) se transformará en una parrilla más temática.

6. Aish. Si es que ya lo dijo Gabilondo…

¿En qué se parecen?

1. Carmen Sevilla y, el jovencísimo expulsado de OT, Víctor Púa tienen un mismo tic.

2. Ambos son guiñadores compulsivos de ojos. Y no lo saben.

3. El guiño seductor es un viejo aliado de Carmen Sevilla. Ella lo soluciona todo con ese ágil toque de párpado. Si se olvida del guión: ahí va un guiño. Si quiere enamorar a su público: ahí va un guiño. Si quiere vendernos alguno de sus tropecientos productos (mi favorito es el bolso con candado) de su teletienda: ahí van ocho guiños.

4. Púa tampoco escatima en parpadeos. Lo hemos descubierto en la promoción de su flamante disco. Quizá él piensa que así cae más simpático, pero a nosotros sólo nos ha recordado a Carmen de España. Eso sí, aún le queda muchísimo para alcanzar el ritmo de abrir/cerrar ojo de la presentadora-actriz-granjera-folclórica.

5. Al menos a Púa no le está dando por decir eso de “chiquiiilla”...

3/6/09

'Friends', magistral

1. En un desván tengo un cajón desastre lleno de recuerdos.

2. He aprovechado para abrirlo. Era una operación de riesgo. Allí podía aparecer cualquier cosa.

3. Destapé la caja. Lo primero que saqué fueron unos polvorientos y dispares compac disk.

4. Me llamó la atención especialmente uno. Y no, no fue el Boom 96.

5. Se trataba de la banda sonora de la serie Friends. Un disco con las canciones que pudimos escuchar en los capítulos y, de regalo, secuencias originales.

6. Nadie se atreve a discutirlo: Friends es la sitcom perfecta. Marcó época.

7. Nos enganchó por sus diálogos, su humor, sus giros impredecibles y, sobre todo, esas tramas con sus protagonistas siempre en el punto exacto.

8. A pesar de estar diez temporadas en antena, jamás dejó de sorprendernos y hasta el final mantuvo la atención en alto.

9. Está costando repetir un formato tan poliédrico y, sin embargo, tan redondo. Ni sus propios creadores, Marta Kauffman y David Crane, han sabido rehacer el secreto de la fórmula.

10. Y pensar, aunque parezca mentira, que sólo duraba la friolera de veinte minutos... pocas veces, en la tele, han pasado tantas historias en tan poco tiempo.

1/6/09

La cabeza caliente patriota

1. El Ejército ha ocupado Santander. Yo, casualmente, estaba allí.

2. Todo porque la capital cántabra ha acogido los actos del Día de las Fuerzas Armadas. Los montañeses estaban volcados. ¡Firmes!

3. Tanques, fragatas, tropas, paracaidistas, cañones, helicópteros, regimientos, desembarcos... y Televisión Española.

4. Aproveché para observar el completo despliegue de la tele pública. No lo pude evitar, deformación profesional.

5. Y aprendí que, en estos patrióticos eventos, hasta las cabezas calientes (cámaras en grúa) están coronadas por la mismísima bandera española:

Foto aviones: El diario montañés