16/5/10

La fuerza de la autopromoción televisiva

1. Hace varios días, cuando presentaba en el Instituto RTVE (antiguo IORTV) un formato-micromachine para televisión, hice bastante hincapié en la importancia de Internet y las redes sociales. ¿Me equivoqué?

2. Y es que, según un reciente estudio de comScore, la forma más eficaz de dar a conocer los contenidos televisivos sigue siendo la autopromoción. Seguida del boca a boca de la familia o amigos.

3. Las redes sociales, de momento, no convencen al gran público. Sólo ejercen su fuerza persuasiva en aquellos consumidores de telecontenidos a través de la red.

4. Eso sí, este target comercial es muy jugoso e interesante. No podemos olvidarnos nunca de él.

5. Debemos saber aprovecharnos de los nuevos soportes audiovisuales. Aunque éstos aún no puedan con el poder real de las emisiones de toda la vida.

6. Porque, nos guste o no, éste será el futuro de la televisión:

3 comentarios:

Alex dijo...

Supongo que será porque, dependiendo de la edad y gustos, hay personas que el mundo de las redes sociales lo ven como un mar de información demasiado vulnerable y no son grandes amigas de las herramientas o comodidades de internet. Con el tiempo verán lo cerca, barato y lo fácil que nos pone internet la información.

El ejemplo podría ser el Google Earth, y la facilidad con la cuál podemos ver fotos de satélite de cualquier parte del mundo y que antes sólo estaban al alcance de muy pocos.

Internet y la TV en un futuro llegarán a ser inseparables.

Ruth dijo...

Totalmente de acuerdo. Cuando se empiece a valorar el poder de las redes sociales, las televisiones conseguirán salir de los límites de la pantalla.

satisgüera dijo...

Por eso precisamente creé el blog del programa, estoy convencido de que hay una parte de los espectadores que lo consideran un complemento. Evidentemente la TVG no tiene una audiencia precisamente juvenil así que es un porcentaje mínimo pero hay que apostar por estar presentes en todas partes.