11/7/10

La chispa de Marta Torné

1. Ayer, Marta Torné estuvo en La Noria. Y me quedé pegado a la pantalla

2. Porque Marta es de esas personas que te enganchan gracias a su natural personalidad. Sin artificios.

3. Ella no tiene necesidad de venderse. Da igual que la veas por la tele o te la encuentres entre bambalinas: es así de cercana y espontánea. Lo digo con conocimiento de causa.

4. La única pena es que el mundo de la interpretación se la llevado demasiado pronto.

5. Y es que, en entrevistas como la de anoche, demuestra que le queda mucho por hacer en un plató en directo.

6. De momento, nos seguiremos conformando con disfrutar de su trabajo en El Internado o protagonizando Más allá del puente, junto a Álex Brendemühl, en el madrileño Teatro Lara.

5 comentarios:

Carlitos dijo...

Porque pones a Alex en mayúscula? es tu amigo? muy mal! quitando protagonismo a Marta :P

B dijo...

Yo no veo ningún nombre en mayúscula...

Carlitos dijo...

Quería decir 'en negrita', sorry. El día que explicaron los formatos y las fuentes del Word en el curso del inem, estaba comiendo quicos en el parque :p

B dijo...

En negrita siempre van todos los nombres, la primera vez que se escriben encada actualización del blog :P

Anónimo dijo...

jajajaja, no nos tomen el pelo... Marta Torné es una chica mona (más o menos retocada, claro) que ha hecho un par de apaños en la tele y punto. Su trayectoria profesional se reduce a eso. Queda muy guay eso de "yo, es que iba para periodista pero los compromisos laborales no me permitieron acabar la carrera" pero la realidad es que esta monina lo que siempre ha querido es ser famosa, y claro, al primer año ya se dio cuenta de que para eso no hacía falta tirarse cinco años en la facultad. Una buena gestión de las relaciones personales, una colaboración desenfadada (y absolutamente amateur) en algún programa más o menos "gamberro", alguna portada luciendo palmito (de esas que ahora dice que nunca haría) y ya tenemos al fenómeno mediático de la temporada.
Ahora, su amigo Jordi ha querido echarle una mano y ya se nos presenta como la gran actriz, porque claro, "el teatro lo que tiene es que te da muchas tablas". Y todos tragamos, claro.