25/12/10

Desmenuzando el porrompompóm de Raphael...

1. La Nochebuena televisiva aportó ayer pocas novedades. Nos supera el costumbrismo añojo, cuando quizá ha llegado el momento de aportar nuevos tele-ritmos a la esencia del especial navideño.

2. Ayer, para mí, la apuesta más destacable fue el programa de Raphael, en La 1 de TVE. ¡Menuda novedad, diréis! Lo sé, Raphael dándonos la pascua no es nada fresco, lleva haciéndolo muchos 24 de diciembre (fum, fum, fum), tantos que incluso en 2007 nos colaron una reposición en prime time como si fuera un estreno. ¿Y quién se percató de ello, eh? ¿Quién? ¡Quién!

3. El especial fue bastante lucido visualmente, donde se notó la excelente mano del realizador Chema Sánchez-Chiquito y su brutal equipo, del que siempre aprendemos tanto.

4. El plató de los Estudios Buñuel molaba a nivel escénico, con un decorado remasterizado de su construcción original para el no-memorable concurso Cántame cómo pasó.

5. Raphael, una vez más, estuvo sobreactuadamente inmenso. Llegando a abandonar el escenario y consumar una apasionante interpretación con boca abierta estupefacta de: “¡uy! se me olvidaba cantar El Tamborilero”. Ni la mismísima Nati Mistral haciéndose la asombrada, vamos...

6. Y es que, a pesar de su ego extraplanetario y la extensa duración del sarao, el cantante tiene sentido del espectáculo y su apuesta es infalible para una noche como ésta: donde la mejor aportación televisiva es poner a la familia una buena banda sonora que de vez en cuando sirva para sacar temas de conversación y, por qué no decirlo, para criticar un buen rato.

7. Aunque, también os digo una cosa, yo esta vez eché de menos un duet de Raphael contra Raphael. Me pone:

2 comentarios:

telejaja dijo...

he de decir, que mis ojos estuvieron más en e¡la cadena "triste" que amén del clásico estreno de la familia amarilla, deidieron emitir un especial navideño de Club del chiste ambientado en una emisora de radio de los 50, muchos presentadores del canal con bigotes años 50 programa amable al estilo telepasión pero sin cantar.

Alejandro Macías dijo...

No me lo puedo creer... otra vez coincidimos aunque desde distinta perspectiva... Por cierto, estoy de acuerdo contigo en todo.
Feliz Navidad