23/9/11

'No te lo pierdas', el fiestón del sábado en TVE

1. En 1990, TVE decidió estirar el éxito de Cajón desastre. Así, por arte de  la contraprogramación, el programa de Miriam Díaz-Aroca pasó de una cita semanal a una emisión diaria en las tardes de lunes a viernes.

2. Y, claro, había que crear un nuevo espacio que cubriera el hueco matinal de los sábados. El elegido: No te lo pierdas.

3. Un show mañanero capitaneado por un hiperactivo Enrique Simón y una tímida Leticia Sabater. Los dos ya tenían experiencia delante de las cámaras. Él había participado en el divulgativo infantil Un cesto lleno de libros. Ella había sido Chica Hermida.

4. Música, humor, concursos, lecciones de seguridad vial, series, un muñeco fantasma, la colaboración de Lara de Miguel y Tito Augusto (que luego triunfarían con Compañeros) y mucho niño entregado al disfrute del espectáculo desde la grada.

5. Una grada que estaba construida a prueba de terremotos. Y es que Enrique Simón se pasaba el programa saltando por las barandillas de madera que separaban al público. Pura acrobacia.

6. No te lo pierdas seguía la estela de los programas infantiles de la década de los ochenta, donde la televisión tomó conciencia de que los niños son niños pero no tontos. A veces, incluso, se parecía a un programa para noctámbulos hecho en horario infantil.

7. Allí, por el plató, pasaron rockeros, contorsionistas, magos e, incluso, Concha Velasco cantando pletórica su Chica Ye Yé en directo y plantando un beso en la boca a Enrique Simón: