30/8/15

'La Mañana de Cope': fin de ciclo


1. Hoy me voy a poner intenso. Un poco solo, va. La vida profesional se construye con trabajo, constancia, suerte y oportunidades. Y, en ese viaje en las oportunidades que llegan cuando menos te lo esperas, apareció La Mañana de Cope de Javi Nieves, brindándome la confianza para llevar las riendas de la sección de televisión del magazine más escuchado de la emisora.

 2. En La Mañana de Cope hemos intentado divulgar la televisión desde otra óptica: constructiva, entretenida e incluso imprevisible. De hecho, hasta fuimos la única radio nacional con sección televisiva en directo en días como Navidad y Año Nuevo, jornadas donde la pequeña pantalla tiene mucho que comentar... y recordar.

 3. Este lunes, 31 de agosto, termino esta etapa. Para mí, esta colaboración intensiva ha sido un máster semanal de radio. En La Mañana de Cope he aprendido de un equipo consciente del periodismo de su tiempo, un equipo que entiende la radio de hoy y la que está por venir. Esa radio que no sólo habla: la Radio que escucha y que aprende de la gente, de toda la gente. 

 4. Porque la radio tiene un superpoder: siempre acompaña. Es el medio de comunicación más cómplice. Y más aún si escucha. Abriendo bien las orejas. Como lo ha hecho La Mañana de Cope con Javi Nieves y María de Meer.

 5. Gracias al equipo de La Mañana de Cope. Gracias Javi Nieves, Mercedes Aranda, María de Meer, Paloma Serrano, Luz García de Burgos, Carlos Gutiérrez, Beni Armada, Jimeno, Fernando Martín, Elsa Tadea, Alejandra Fernández, Álvaro Montaner, Ramón García (que tantas veces se pasó por la sección)... Gracias por confiar en mi estos años y darme toda la libertad para divulgar la tele desde mi personalidad propia. Lo pondré en el currículum con fosforito.

11/7/15

Clase de TV. mi paso por el Master en contenidos televisivos de entretenimiento de Gestmusic y URV


1. Hace unas semanas regresé, una vez más, a Barcelona. Hice unas cuantas fotos a edificios (no lo puedo remediar), me reencontré con lugares de cuando vivía allí, caminé (mucho, para variar) e impartí clase en el Master en contenidos televisivos de entretenimiento de Gestmusic y la Fundació URV.  Este era el motivo principal del viaje.

 2. La televisión, como toda la industria audiovisual, está en un proceso de cambio en el que el ingrediente más importante no cambiará nunca: contar historias con mirada propia. Y ahí estuvimos, mirando a la historia de la televisión y analizando su complementariedad con las nuevas plataformas y narrativas. 

3. Porque es obvio que la creativa mochila de la tele que nos parió es crucial para innovar en los nuevos géneros y plataformas surgidos del universo enredado.

 4. Así, analizamos los ingredientes y pilares que debe contar una cadena de televisión para congeniar con las viejas y nuevas audiencias.

5. También exploramos las claves para utilizar las redes sociales, los cimientos del particular éxito de los youtubers y la incorporación de las diferentes apps sociales como as en la manga de la televisión tradicional.

6. Y observamos las tácticas de los norteamericanos para introducir la viralidad de Youtube dentro de sus formatos de entretenimiento, las mutaciones de la inserción de publicidad en las programas (e informativos) y la importancia de explorar en la televisión participativa. Porque el espectador ya es arte y parte. Más de lo que creen la mayoría de los directivos de las cadenas, menos de lo que cree el propio espectador. Paradojas de una charla que fue un 'cajón desastre' de ideas que, con los alumnos, dejaron en evidencia que en las licenciaturas de comunicación no se está sabiendo mirar como merece los nuevos contextos y sus circunstancias.

7. Porque la radio no mató a la prensa, la televisión no mató a la radio, pero Internet ha engullido a todo. Los consumos televisivos están cambiando para siempre. Pero lo que no cambia ni cambiará es contar historias con mirada propia: crear y creer en las ideas que rompen o reinventan lo preestablecido.

8. Y, por eso mismo, terminé mi paso por este Master con una vieja actuación del Un, dos, tres donde Chicho Ibáñez Serrador supo huir del riguroso playback, con pie de micro, para sorprender a los propios intérpretes del tema (Antonio y Carmen, hijos de Rocío Dúrcal y Junior) con una puesta en escena hipnótica. Un vídeo los ochenta que sigue ejemplificando la viralidad de hoy que está por encima de la obsesión por la viralidad. Es mucho mejor, es el triunfo de la imaginación:

19/6/15

El final de un programa de radio


1. Las temporadas no sólo terminan en las series, también acaban en esto del periodismo. Y, en este sábado, cerramos una etapa radiofónica que ha durado tres años.

2. Se acaba 'Sospechosos Habituales', el programa que vivió la tele desde la radio. Hector Alabadí, director del espacio durante toda su existencia (¡una década!), ha decidido que era el momento del fin. Es el momento de otros retos.

 3. Y, por fin, tendré libre los sábados. Porque 'Sospechosos' supuso quedarme sin el único día que tenía libre a la semana. No me importó, al contrario: me dio igual, porque ha sido una oportunidad de aprender más y mejor los engranajes de la comunicación radiofónica.

 4. Porque en 'Sospechosos' hemos experimentado, nos hemos dejado llevar y, sobre todo, hemos jugado sin red. Y Libertad FM ha sido el lugar perfecto para hacerlo. Porque no había intereses detrás, ni madiáticos ni ideológicos. Lo que nos ha permitido ser nosotros mismos. Incluso, a veces, ser demasiado nosotros mismos.

5. En ocasiones, he denominado a las tres etapas que me ha tocado vivir dentro de 'Sospechosos Habituales' como "radio underground". Tal vez porque no hemos tenido miedo a probar (y equivocarnos), no hemos tenido miedo a la imperfección, no hemos tenido miedo a mojarnos, no hemos tenido miedo a ser (una vez más) nosotros mismos, creyendo en esa traviesa imaginación que nos enseñó aquella tele y radio con la que crecimos en las décadas de los ochenta y noventa.

6. Ha sido en definitiva un aprendizaje más. Pero un aprendizaje intenso, que hemos disfrutado (mucho y de verdad) y que nos ha permitido saciar parte de nuestra curiosidad cada semana. Y hemos sido unos privilegiados porque hemos podido hablar (e ir un poco más allá de la entrevista solventemente promocional) con rostros imprescindibles de la historia de nuestra televisión, de delante y detrás de las cámaras, de Mayra Gomez Kemp a José Coronado, de Tito Valverde a Jorge Javier Vázquez.

7. Gracias a Héctor por confiar en mis locuras. Gracias a Giuseppe Di Bella por compartir aventura. Gracias a Guille por realizar el control con tanta rapidez de reflejos. Y gracias a esa familia de compañeros y oyentes fieles que conectaron con nuestra forma de entender la radio.

 > puedes escuchar todos los programas aquí

> más sobre 'Sospechosos'